Saltar al contenido

5 consejos para entrenar la creatividad

creatividad

A muchos os sorprenden gratamente las ideas que pongo en práctica para mejorar vuestros entrenamientos personales. Mi objetivo es que podamos ejercitar no sólo nuestro cuerpo, sino también nuestro cerebro, de la forma más divertida posible. Esta semana sin ir más lejos os mostraba esta novedad en la página de Facebook de Centro de Entrenamiento Personal DGO. Y es que todos traemos de serie un potencial, que con un poco de voluntad y esfuerzo, podemos darle rienda suelta para encontrar nuevas soluciones aplicables, tanto en nuestra profesión como en nuestra vida en general: la creatividad. En este artículo os doy 5 consejos para entrenarla.

No todas las personas son iguales, lo mismo ocurre con las creativas. Una definición tradicional de creatividad implica originalidad y funcionalidad, es decir, lograr algo que no se haya hecho antes, pero que además sea útil. Sin embargo, esto es algo más complejo.

Existen dos tipos de creatividad:

  1. La que nos capacita para resolver problemas cotidianos y adaptarnos al cambio.
  2. La se produce cuando solucionamos un problema o creamos algo con una gran repercusión en la forma de pensar, sentir y vivir de otras personas.

Además, también sería diferente la creatividad de un artista a un físico, puesto que aquí la personalidad de cada una les lleva a desarrollar habilidades y actividades diferentes. Por otro lado, el científico se tiene que ceñir a los rigores de la ciencia, mientras que el artista no tiene tantas restricciones estructurales.

Así mismo, la creatividad no está relacionada con la inteligencia, sino con la virtud de poder ver las cosas desde un punto de vista distinto.

En definitiva, cualquier persona tiene la capacidad de ser creativa, no es algo exclusivo de artistas, poetas o músicos.

            5 consejos para entrenar la creatividad

  1. Alimentar nuestra curiosidad. Tratando de aportar nuevas explicaciones y distintas soluciones a las ya existentes.
  2. Ampliar nuestra percepción. Enriqueciendo la manera en que interpretamos la realidad.
  3. Ejercitar nuestro pensamiento lateral. Siguiendo la lógica del deseo y dejando de limitarnos a lo posible.
  4. Relativizar la opinión de los demás. Dando rienda suelta a nuestra libertad sin condicionamientos externos.
  5. Creernos capaces. Eliminando nuestros propios frenos. Un fracaso inicial no es necesariamente una incapacidad real.

Fuente: Piscopedia.org

Una buena salud consiste en ejercitar cuerpo y mente. También podemos entrenar nuestra creatividad como si de una actividad física se tratara. El principal paso es ponerle voluntad.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: David García Oterino.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a http://1and1.es que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad