Blog

  • No debemos olvidar que es tan importante nuestro entrenamiento, como lo que hacemos cuando no estamos entrenando. Es la única forma de conseguir una práctica deportiva saludable y prevenir posibles lesiones.
    En el caso del entrenamiento de alta intensidad, hace años estaba reservado solo a deportistas de alto rendimiento. En la actualidad son muchos los deportistas de diferentes disciplinas que buscan sacar el máximo rendimiento a su esfuerzo y, para lograrlo, es fundamental una adecuada dosificación. Me refiero a qué debemos prestar más atención al cuándo y cómo entrenar, pero también a cómo recuperarnos. 

    El entrenamiento es un proceso más complejo de lo que se puede creer:

    • Se distribuyen unos estímulos o cargas durante un intervalo de tiempo, para que consigan un determinado efecto en nuestro organismo. De esta manera, se desarrollan unas capacidades físicas concretas.
    • Inmediatamente después de la actividad física, nuestras capacidades físicas se reducen y nuestro cuerpo inicia la recuperación. Si los estímulos son adecuados y los mantenemos bien distribuidos en el tiempo, no solo volveremos a los niveles anteriores al esfuerzo, sino que estos aumentarán. Esto se llama “supercompensación”.

    Por eso, la prevención de lesiones, así como la seguridad de una correcta recuperación después del entrenamiento, debe ser una parte más de nuestra preparación, ya seamos deportistas de élite o principiantes.

    recuperación entrenamiento6 aspectos a tener en cuenta en nuestra recuperación

    1. Valoración médica para revisar nuestro organismo, determinar necesidades y diagnosticar posibles patologías o lesiones.
    2. Recuperación física y tratamiento fisioterapéutico.
    3. Control podológico regularmente para evitar patologías propias del pie o  problemas e apoyo.
    4. Asesoramiento nutricional para asegurar la cobertura de nuestras necesidades específicas de hidratación y alimentación.
    5. Asesoramiento emocional y mental para afrontar retos o situaciones derivados del entrenamiento o competición.
    6. Y por último pero no menos importante,  control del sueño y buen descanso, ya que es nuestro principal elemento de recuperación.

    En definitiva, todo lo que hacemos desde el momento en que terminamos nuestro entrenamiento hasta que se inicia el siguiente, ayudar a mejorar la recuperación de nuestro organismo, optimiza nuestra condición física y mejora los efectos de nuestro entrenamiento.

    Descansar es una parte más de nuestro entrenamiento.

  • David García Oterino
    David García Oterino
    Director General en "Centro de Entrenamiento Personal DGO". Técnico Superior en Actividades Físicas y Deportivas. Entrenador Personal certificado por la ‘National Strength and Conditioning Association’ (NSCA-CPT). Posgrado "Actividad Física en personas con Patologías". Posgrado "Entrenamiento Funcional". Posgrado "Experto en Coaching USC". Certificado "Anatomía Funcional y Ejercicio Correctivo". Docente en Cursos de Formación.
COPYRIGHT ©DAVID GARCÍA OTERINO 2013.