Blog

  • Una de las preocupaciones más comunes sobre nuestro peso suele ser la retención de líquidos. ¿Pero conocemos realmente de qué se trata? La retención de líquidos se puede originar por diferente motivos y debemos aprender a identificarlos, para saber cómo actuar ante ella

    Los casos de retención de líquidos se pueden asociar a 2 grandes causas:

    • Patologías: Un mal funcionamiento de nuestro organismo debido principalmente a problemas circulatorios o una insuficiencia cardiaca congestiva. También puede causarla una disfunción hepática o renal. Por tanto, debemos ser tratados por un médico.
    • Altas temperaturas o mala alimentación: La retención de líquidos se produce por la dilatación de nuestras venas. La clave para prevenirla o combatirla en estos casos, son pequeños gestos saludables que están en nuestra mano.

    Consejos para combatir la retención de líquidos

    1.Disminuir el consumo de sodio: Los alimentos ya presentan sales minerales en su composición, por lo que no son necesarios aditivos, sino que debemos acostumbrarnos a su sabor original.

    2. Aumentar los alimentos ricos en potasio: Las frutas y verduras como el plátano lo contienen, además nos ayudará a inhibir los efectos del sodio excesivo en nuestra alimentación.

    3. Beber agua y líquidos con frecuencia: El consumo de agua e infusiones de manera habitual nos ayudará a disminuir la retención de líquidos, facilitando la actividad renal del organismo y eliminando líquidos más fácilmente.

    4. Evitar el alcohol y el tabaco: Ambas sustancias son nocivas para el correcto funcionamiento de la circulación, riñones e hígado.

    5. Practicar actividad física: Así activaremos la circulación y con ello la actividad renal. Correr, nadar o caminar todos los días son fundamentales para mantenernos activos.

    6. No estar sentados durante muchas horas: En caso de tener que estarlo, debemos levantarnos y caminar cada poco o mover las piernas y los dedos de los pies para activar la circulación. Lo mismo ocurre si lo hacemos de pie quietos durante mucho tiempo. Por ello es siempre mejor movernos y no permanecer quietos en ninguna circunstancia durante largos periodos de tiempo.

    7. No usar ropa ajustada: Este tipo de ropa no permite una adecuada circulación sanguínea.

    8. Poner las piernas en alto: Nos ayuda a tener una mejor circulación y así evitar la retención de líquidos. También podemos hacerlo cuando dormimos, elevando las piernas ligeramente.

    Es fundamental que tener en cuenta estos consejos para controlar la retención de líquidos, pero siempre es aconsejable acudir a un profesional de la salud para determinar bien sus causas y realizar el tratamiento más para conseguir los mejores resultados. ¿Ya conocéis el Plan Reductor de Centro DGO? ¡Consultadnos!

  • David García Oterino
    David García Oterino
    Director General en "Centro de Entrenamiento Personal DGO". Técnico Superior en Actividades Físicas y Deportivas. Entrenador Personal certificado por la ‘National Strength and Conditioning Association’ (NSCA-CPT). Posgrado "Actividad Física en personas con Patologías". Posgrado "Entrenamiento Funcional". Posgrado "Experto en Coaching USC". Certificado "Anatomía Funcional y Ejercicio Correctivo". Docente en Cursos de Formación.
COPYRIGHT ©DAVID GARCÍA OTERINO 2013.