Blog

  • Se acerca el verano y con él las prisas por lucir un cuerpo perfecto. Estamos en la época donde las dietas milagro repuntan, ya que parecen la solución más eficaz para bajar de peso rápidamente. Sin embargo, no solo es así, sino pueden perjudicar nuestra salud. Hoy pongo en tela de juicio la dieta de la piña, que promete bajar 4 kilo en 2 días. ¿Seguro?

    La dieta de la piña

    Su eficacia se encuentra en las propiedades diuréticas de la piña y un menú a base de esta fruta:

    • Desayuno: 2-3 rebanadas de piña fresca y una infusión.
    • Media mañana: Se cuece la cáscara de la piña durante 20 minutos, se cuela y se refrigera para consumirla como refresco.
    • Comida: Caldo de verduras y pollo o pescado a la plancha.
    • Merienda: El refresco de piña que elaboramos y un yogur desnatado de piña.
    • Cena: 2-3 rebanadas de piña fresca solamente.

    Existe una alternativa más estricta en la que se toma únicamente agua, el refresco de piña elaborado, zumo de piña y piña fresca durante los dos días. Por eso, se desaconseja hacerla durante más de 2 días.

    dieta de la piña

    ¿Por qué la dieta de la piña no es efectiva?

    Con la dieta de la piña, lo que realmente conseguimos es una fácil eliminación de líquidos. De esta manera, aunque logremos adelgazar 4 kilos en 2 días, los vamos a recuperar con el tiempo.

    Por otro lado, nos encontraremos con un déficit de calorías y nutrientes fundamentales como proteínas, hierro o calcio. Esto afectará a nuestro metabolismo con una disminución de las hormonas que nos sacian y un incremento de las que provocan apetito. Por eso al finalizar la dieta, sufriremos el tan famoso y temible efecto rebote. Nuestro cuerpo nos demandará comer más para tener reservas en caso de que volvamos a pasar hambre.

    ¿Cómo perjudica la dieta de la piña a nuestra salud?

    Debido a las propias características de la dieta de la piña y a a la rápida pérdida de peso que produce, podemos sufrir:

    • Mal humor
    • Falta de concentración
    • Fatiga
    • Dolor de cabeza
    • Mareos
    • Mayor riesgo de infecciones.

    El estrés que conlleva mantener una dieta de este tipo también podría influir negativamente en nuestro descanso, así como alterar nuestro comportamiento con la comida de por vida.

    Además, nos puede provocar una mayor predisposición a enfermedades, por la falta de los nutrientes de los que os he hablado. En personas que ya presentan problemas de salud esto puede ser aún más fatal.

    Así mismo, la versión más estricta de la dieta de la piña con una abundante ingesta de líquidos, puede provocarnos un desequilibrio de agua y electrolitos. Se diluyen minerales como el sodio y nos puede llegar a provocar un coma.

    Si decidís adelgazar y deseáis mantener ese peso a largo plazo, debéis modificar vuestros hábitos por unos más saludables. Esto no solo se refiere a vuestra alimentación, sino también a la actividad física y el descanso. Por eso, en Centro de Entrenamiento Personal DGO un entrenador personal y nuestro nutricionista os pueden ayudar a bajar de peso de la forma más adecuada y segura para vuestro caso personal. ¡Consultadnos!

  • David García Oterino
    David García Oterino
    Director General en "Centro de Entrenamiento Personal DGO". Técnico Superior en Actividades Físicas y Deportivas. Entrenador Personal certificado por la ‘National Strength and Conditioning Association’ (NSCA-CPT). Posgrado "Actividad Física en personas con Patologías". Posgrado "Entrenamiento Funcional". Posgrado "Experto en Coaching USC". Certificado "Anatomía Funcional y Ejercicio Correctivo". Docente en Cursos de Formación.
COPYRIGHT ©DAVID GARCÍA OTERINO 2013.