¿Por qué engordar suele estar relacionado con tener pareja?

engordar con pareja

Encontrar nuestra media naranja es motivo de alegría, tanto que en muchos casos podemos llegar a experimentar lo que se suele llamar “curvita de la felicidad” y su consecuente aumento de peso. Esto se debe a que es más fácil caer en la tentación de comer mal, cuando alguien nos secunda. Es lo que se denomina convergencia dietética. Si a nuestra pareja le apasionan las ensaladas, no hay problema, pero si le encanta cocinar y comer, lo más seguro es que acabemos cogiendo unos quilos de más. De hecho, está demostrado que cuando empezamos a vivir en pareja solemos ganar alrededor de unos 2 quilos.

Trucos para no engordar con pareja

  1. Comer más lentamente: Se trata de multiplicar por dos las veces en que mastiquéis un bocado. Aunque parezca increíble este simple gesto hace que comamos un 15% menos.
  2. No hagáis la compra con hambre: Además de que gastaréis menos, como ya os he explicado en un anterior artículo, compraréis alimentos menos calóricos y más saludables.
  3. Practicad ejercicio juntos: Es la forma más sana de compartir un hobby. Si empezáis a hacer deporte, seguramente vuestra pareja os acompañe y viceversa.

Tener pareja no es una excusa para no comer bien y no hacer ejercicio, porque más allá del físico, nuestra salud depende de ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: David García Oterino.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a http://1and1.es que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.