Blog

  • Si entrenamos fuerza y cardio conjuntamente, podemos disfrutar de una gran variedad de beneficios: pérdida grasa, mejora cardiovascular, hipetrofia, etcétera. A continuación, os explico cómo hacerlo correctamente.

    Siempre se ha creído que el desarrollo de nuestra fuerza y el trabajo cardiovascular, no eran compatibles e incluso que el cardio termina catabolizando nuestra masa muscular. Sin embargo, hoy en día se ha comprobado que no es así y la combinación de ambos se conoce como entrenamiento concurrente.

    Estudios recientes han concluido que con este tipo de entrenamiento conseguimos los mejores resultados perdiendo grasa. También se ha constatado que el entrenamiento concurrente puede tener beneficios adicionales cuando nuestro objetivo es reducir el componente graso y mejorar la composición corporal en un perfil de persona activa, especialmente cuando elentrenamiento cardiovascular es de alta intensidad. Por tanto, mejor que un aeróbico ligero al final, es mejor optar por un interval o HIIT.

    Ejemplos de entrenamiento concurrente

    Interval training intenso HIIT+Fuerza 
     60″ subir y bajar escalón  1 HIIT o Tabata
     15 swing con ketlebell  Circuito de fuerza de grandes grupos musculares
    15 press de hombros  Press de banca 4×10-8-8-6
    60″ salto de comba  Jalón de polea 4×10
    15 fondos  Peso muerto 4×8
     15 dominadas con goma  Press de hombros con mancuernas 3×10
     60″ de burpees
     15 zancadas de curl de bíceps
     15 fondos de tríceps al cajón

    Al demandar un alto gasto energético e intensidad en el ejercicio, aconsejo reducir progresivamente los carbohidratos, ya que un descenso drástico puede limitar nuestro rendimiento. En el caso de personas entrenadas, podrán soportar estas cargas siendo tan cortas, ya que el organismo puede aportar la energía del glucógeno almacenado en sus propios músculos e hígado.

    No debemos olvidar que nuestro mayor consumo calórico tiene que darse en reposo por el elevado coste metabólico inducido y será cuando nuestro organismo recurra a la grasa de reserva, consiguiendo definición muscular.

    Por último, no es recomendable mantenerlo a largo plazo, es útil utilizarla en periodos de 6 a 8 semanas.

    No temáis al entrenamiento concurrente. Si se hace bien, nunca os conducirá al catabolismo muscular. Consultad a vuestro entrenador personal, antes de empezar a practicarlo.

  • David García Oterino
    David García Oterino
    Director General en "Centro de Entrenamiento Personal DGO". Técnico Superior en Actividades Físicas y Deportivas. Entrenador Personal certificado por la ‘National Strength and Conditioning Association’ (NSCA-CPT). Posgrado "Actividad Física en personas con Patologías". Posgrado "Entrenamiento Funcional". Posgrado "Experto en Coaching USC". Certificado "Anatomía Funcional y Ejercicio Correctivo". Docente en Cursos de Formación.
COPYRIGHT ©DAVID GARCÍA OTERINO 2013.