Blog

  • Se le suele prestar menos atención al trabajo de tren inferior en los entrenamientos, pero también es importante ejercitar esa parte del cuerpo. La zancada nos ayudará a conseguir este objetivo, especialmente si se trata de zancada hacia atrás.

    Para ejecutarla correctamente, debemos tener cuidado en la postura y el eje del cuerpo para mantener un equilibrio adecuado. Posteriormente, podremos progresar incluyendo más partes del cuerpo en el mismo ejercicio.

    ¿Por qué es mejor la zancada hacia atrás?

    La zancada es un gran ejercicio, pero siempre que mantengamos una técnica adecuada.Si la practicamos hacia atrás, conseguiremos mantener una ejecución más limpia.

    Al producirse el desplazamiento hacia atrás, nuestras rodillas y caderas realizan una flexión de 90º más segura. De esta manera, nuestro cuerpo se mantiene cervical y el glúteo mayor se ejercita al bajar la rodilla.

    zancada hacia atrás

    Por el contrario cuando se practica hacia delante, resulta frecuente proyectar nuestro peso hacia adelante, provocando la inclinación de nuestro cuerpo. Así, también ofrece una mayor tensión sobre el tendón rotuliano de nuestra pierna adelantada.

    La técnica es fundamental en la ejecución de la zancada. Antes de añadir otras partes del cuerpo a este ejercicio, consultad a vuestro entrenador personal para no lesionaros.

  • David García Oterino
    David García Oterino
    Director General en "Centro de Entrenamiento Personal DGO". Técnico Superior en Actividades Físicas y Deportivas. Entrenador Personal certificado por la ‘National Strength and Conditioning Association’ (NSCA-CPT). Posgrado "Actividad Física en personas con Patologías". Posgrado "Entrenamiento Funcional". Posgrado "Experto en Coaching USC". Certificado "Anatomía Funcional y Ejercicio Correctivo". Docente en Cursos de Formación.
COPYRIGHT ©DAVID GARCÍA OTERINO 2013.
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola