Cómo practicar CrossFit de forma segura

crossfit

En un anterior artículo ya os he hablado de los pros y contras del CrossFit. Hoy quiero profundizar más en las principales causas de lesión en este deporte y cómo evitarlas.

Si practicamos CrossFit con un mal patrón de movimiento, escasa flexibilidad y una errónea adaptación y dosificación de los ejercicios, podemos lesionarnos. Aunque se trate de un entrenamiento funcional, el CrossFit implica ciertos riesgos, si no tenemos cuidado. Esto se debe a que incluye ejercicios de alta intensidad como la carga de grandes pesos en distancias largas y en poco tiempo. Por eso, la lesiones más habituales son distensión de ligamentos, rotura de fibras, contracturas, fracturas, estrés oxidativo, etcétera. Éstas se pueden dar en hombros, zona lumbar, rodillas o muñecas y es que debemos tener en cuenta que la fatiga inmediata que generan este tipo de ejercicios, provocan que el entrenamiento continúe con una técnica más deficiente y menor seguridad.

Cuál es la forma adecuada de practicar CrossFit

Las estadísticas hablan por sí solas un 75% de las personas que han practicado CrossFit ha sufrido una lesión y el 7% incluso ha tenido que pasar por una intervención quirúrgica. Por tanto, si queremos practicar esta modalidad deportiva de forma segura, debemos tener en cuenta estas 10 pautas:

  1. crossfitRealizar un chequeo médico, para comprobar que tenemos el estado físico necesario para el desarrollo de esta actividad.
  2. Consultar a un entrenador personal si es aconsejable practicarlo, en función de los objetivos que se quieren alcanzar.
  3. Acondicionar previamente nuestros músculos, para evitar las posibles lesiones.
  4. Empezar con entrenamientos de baja a media intensidad los meses anteriores.
  5. Aprender la correcta mecánica de cada movimiento a través de un entrenador personal.
  6. Adaptar la intensidad de los ejercicios a nuestra condición física, puesto que no soportamos cargas de la misma manera.
  7. Permanecer al lado del entrenador personal hasta tener el control de cada ejercicio.
  8. Prestar atención a nuestra técnica durante la ejecución.
  9. Corregir los malos hábitos que puedan generar lesiones a posteriori.
  10. Cuidar nuestra nutrición, disminuyendo el consumo de productores de insulina como carbohidratos y grasas.

Debemos tener en cuenta que con el CrossFit no se pueden alcanzar resultados inmediatos. Para practicarlo de forma segura, debemos marcarnos objetivos a largo plazo, pero con la tranquilidad de saber que no sufriremos una lesión que nos aparte de dicha actividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable David García Oterino .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios http://1and1.es.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.