Blog

  • Hay un tipo de para cada momento. El té verde por ser el menos procesado, es más rico en sustancias antioxidantes. El té rojo nos ayuda a quemar grasas y a regular el colesterol en sangre. El té negro es más rico en teína y evita nuestra fatiga. El té blanco tiene unas cualidades excepcionales. Hoy vamos a aprender cómo elegirlo en función de nuestros objetivos.

    Hay muchas variedades de té que presentan teína, un excitante similar a la cafeína, aunque menos fuerte. Este contenido en teína es diferente en función del tipo de té, pero también depende de la temperatura del agua y el tiempo de infusión. Al igual que la cafeína, la teína es un excitante que retrasa la fatiga, ayuda a quemar la grasa. Sus diferentes grados de concentración nos permiten usarla en función de nuestra meta:

    • El té negro tiene un contenido medio en cafeína y, aunque su efecto es más suave que el del café, también es más prolongado en el tiempo. De esta manera, nos ayuda a retrasar la fatiga tomándolo durante los entrenamientos largos. Antes o durante cualquier actividad física, nos aporta energía.
    • El té rojo nos ayudarnos a quemar grasas, si lo tomamos antes de entrenar o a lo largo de un entrenamiento prolongado.

    té entrenamientoSin embargo, el té no solo estimula nuestro cerebro por la teína, si no también por sus flavonoides:

    • El té verde tiene un mayor contenido en antioxidantes, por lo que es ideal para recuperarnos de los entrenamientos intensos.
    • El té blanco tiene un porcentaje de teína mayor que el resto de variedades, pero es adecuado para nuestra recuperación, porque tiene un mayor poder antioxidante, puesto que se extrae de la primera yema que germina antes de las hojas de té.

    Estos poseen numerosas propiedades beneficiosas para nuestra salud y nos previenen de:

    1. infecciones
    2. enfermedades autoinmunes
    3. diabetes
    4. caries
    5. obesidad y sobrepeso

    Todas los tipos de té son antioxidantes, antiinflamatorios y neuroprotectores. También nos ayudan a regular nuestro apetito, ya que tomar un té caliente a pequeños sorbos tiene un efecto saciante. Además,  es una gran recurso de hidratación.

    Además de hidratarnos, el té nos aporta una gran cantidad de beneficios para nuestra salud según su origen.Hay un té y una forma de prepararlo para cada objetivo que nos planteemos en nuestro entrenamiento. 

  • David García Oterino
    David García Oterino
    Director General en "Centro de Entrenamiento Personal DGO". Técnico Superior en Actividades Físicas y Deportivas. Entrenador Personal certificado por la ‘National Strength and Conditioning Association’ (NSCA-CPT). Posgrado "Actividad Física en personas con Patologías". Posgrado "Entrenamiento Funcional". Posgrado "Experto en Coaching USC". Certificado "Anatomía Funcional y Ejercicio Correctivo". Docente en Cursos de Formación.
COPYRIGHT ©DAVID GARCÍA OTERINO 2013.