Errores que te impiden mejorar tu salud

Falta de constancia

Falta de constancia

Si eres de las personas que dicen «yo no soy constante»,tengo que decirte que sí lo eres, sin embargo, esta frase la he escuchado muy seguido, y por eso forma parte de estos errores que te impiden mejorar tu salud. Todas las personas somos constantes realizando algún tipo de actividad como por ejemplo: bañarse, cocinar, comer,trabajar… La acción de estas actividades repetidas en el tiempo de manera constante, genera hábitos, lo que sucede es que no eres consciente de ello porque has convertido una acción en un hábito. Haces todas esas actividades porque son importantes para ti y sin ellas difícilmente podrás llevar un buen ritmo de vida. Pero ahora quiero preguntarte:

¿Qué tan importante es para ti tu salud?

¿Qué valor de importancia tienen esos dolores musculares? Ese malestar que sientes por esos kilos de más es realmente importante? ¿Es necesario para ti sentirte bien con tu imagen física y fortalecer la musculatura para evitar enfermedades? ¿Es importante para ti estar saludable y evitar el desarrollo de diversas patologías? ¿Qué tan importante es todo eso como para que puedas introducirlo de forma diaria en tu vida?


Entiendo que no es habitual hacerse estas preguntas, pero debes hacértelas antes de iniciar cualquier actividad. Veo muchas personas que empiezan en el Centro de entrenamiento DGO «obligados» por un médico, un familiar o un amigo que le dice que debe hacerlo para evitar o curar enfermedades. Es importante poder descifrar y darse cuenta desde dónde estas tomando acción, si es una decisión personal por el nivel de importancia que tiene para ti, o por el contrario, si lo estás haciendo porque viene desde opiniones de terceras personas. Te puedo asegurar que el grado de compromiso y de responsabilidad no es el mismo.


¿Por qué es importante darse cuenta desde dónde proviene la decisión? Es importante porque la energía para iniciar algo siempre influye en su resultado. Cuando tomas la decisión por ti mismo, porque quieres ocuparte de tu salud y sentirte bien física, mental y emocionalmente, vibras en una energía positiva, cargada de amor y de responsabilidad personal. Sin embargo, tomar la decisión porque otros dicen que debes hacerlo pero realmente no lo quieres hacer, es una energía que viene desde el rechazo, es pesada y de miedo, por lo que va a ser complicado que seas constante y puedas mantener esa rutina a largo plazo.

Clave para trabajar en los errores que te impiden mejorar tu salud

Lo primero que debes hacer para motivarte y ser constante es responder las preguntas anteriormente mencionadas. Debes tener muy claro el «por qué» quieres empezar a cuidar tu salud y el «para qué». Esto le da sentido a las tareas diarias que vas a realizar de ahora en adelante. Tómate el tiempo que sea necesario, merece la pena. Además, quiero darte una clave práctica para conseguir ser constante y es: haz lo mínimo posible.

Menospreciamos el poder de las pequeñas cosas. Tenemos un cerebro dual, polariza las cosas como «todo o nada», es decir, hay un diálogo interno que dice «entrenas mucho todos los días o mejor no lo hagas nada», «si no vas a meditar todos los días es mejor que no lo hagas». Y esto es un pensamiento erróneo que te aleja de alcanzar tus objetivos.
A lo largo de mi carrera he podido comprobar que las pequeñas cosas suelen tener grandes impactos cuando se hacen por un periodo prolongado. Por ejemplo, tiene más resultado entrenar 10 o 15 minutos diarios que entrenar dos días 3 horas. Cuando hacemos «lo mínimo posible» todos los días estamos repitiendo un patrón de manera constante que acabará generando un hábito que trabaje por ti. ¿Por qué es así? porque a tu cerebro le encantan los automatismos, pero debe asociarlos con algo llevadero y sostenible en el tiempo.


Sé que suena atípico, pero la perseverancia te llevará a resultados que el talento jamás podrá lograr por sí solo. Al principio no hace falta mucho, pero sí a diario y cuando generes el hábito nada te podrá frenar, por el contrario, podrás encontrar diferentes razones que te lleven a romper con los errores que te impiden mejorar tu salud.