¿Cómo afecta la ATM a nuestros problemas cervicales?

ATM

No solo existe una relación entre la articulación temporomandibular (ATM) y nuestras cervicales, sino que una alteración en una de ellas puede afectar directamente a la otra.

La ATM interviene en nuestra fonación, masticación y deglución. Es una articulación bicondílea en suspensión cuyo cóndilo permanece centrado en la fosa temporal gracias a una cápsula y ligamentos. Por eso, su estabilidad así como su correcto funcionamiento dependen totalmente de las estructuras que la rodean. La musculatura más potente es la implicada en nuestra masticación (temporal, masetero, pterigoideos laterales, medial, digástrico y milohioideo),mientras que la supra e infrahioidea es la que se encarga de nuestra deglución, nuestro habla y nuestro equilibrio de la cabeza sobre el cuello.

Por tanto, la ATM y las cervicales están relacionadas funcionalmente, ya sea por un factor muscular,  miofascial y de inervación.

Factor muscular

La musculatura infra y suprahioidea y el esternocleidomastoideao es la encargada anatómicamente de conectar nuestra mandíbula y nuestro cráneo con nuestra columna cervical, llegando hasta la región de la clavícula y el omóplato.

Además, parece tener relación con acortamiento de los isquiotibiales.

Factor miofascial

La conexión con nuestras cervicales desde el punto de vista miofascial se explica a través de los siguientes aspectos:

  1. La fascia cervical superficial se inserta en las apófisis espinosas, en el ligamento de la nuca, en la protuberancia occipital externa y en las apófisis mastoides de los huesos temporales.
  2. El plano intermedio recorre nuestros músculos infrahioideos.
  3. El plano profundo rodea músculos como el largo del cuello o los escalenos.

Factor de inervación

Son muchos las investigaciones que apuntan a una relación entre nuestro sistema motor de la mandíbula (nervio trigémino) y nuestro sistema motor cervical (ramas cervicales). Este nervio se encarga de transportar información sensorial a la cara, conjuntiva y cavidad oral, además de la inervación de los músculos que intervienen en la masticación.

Así mismo, los estímulos propioceptivos y nociceptivos de las ramas posteriores de nuestros primeros tres nervios cervicales con las ramas del nervio trigémino nos permiten una coordinación neuromuscular precisa e indispensable para una correcto funcionamiento de la ATM.

ATM cervicalesPosibles problemas cervicales

Cualquier patología que implique a la ATM también puede generarnos cambios posturales como la hiperlordosis cervical, el desplazamiento anterior de cabeza o desnivel de hombros y viceversa. Y al revés. También se ha demostrado que las alteraciones de nuestra posición de la cabeza y del cuello provocan disfunción en la ATM. En resumen:

  • Los trastornos temporomandibulares se da mayoritariamente en pacientes con disfunción en el raquis cervical.
  • Las personas con trastorno en la ATM padecen un 70% más dolores cervicales.
  • Cuanto mayor es el dolor de trapecio y temporal, mayor es el nivel de disfunción de la mandíbula y el cuello.

Debido a la relación anatómica y funcional de la ATM y las cervicales, el tratamiento de las patologías de ATM como de las de nuestra columna cervical se deben abordar como una unidad. Además, se debe valorar también la cavidad oral y la postura general de la persona. En cualquier caso, siempre debemos consultar a una maxilofacial y a un entrenador personal

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable David García Oterino.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  http://1and1.es.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.