Causas del dolor de cuello y recomendaciones

causas del dolor de cuello y ejercicios y recomendaciones para sanarlo

Diferentes son las razones por las que podemos tener este dolor; sin embargo, antes de explicarte cuáles son las causas del dolor de cuello, es importante que sepas que nuestro cuerpo físico está completamente ligado a nuestras emociones, por lo tanto, todas las enfermedades y dolores siempre van a tener una parte emocional vinculada. Es por eso la importancia de poder conocerse desde adentro hacia afuera, para que cuando alguna enfermedad o dolor detone en nosotros, en lugar de quejarnos, podamos reconocer sus motivos.

Siguiendo con esta línea emocional, el dolor de cuello puede estar relacionado con sentimientos de culpa, cargar con situaciones que no nos corresponden, también tratarse de problemas de trato hacia nosotros mismos, cuando tomamos actitudes de mucho juicio y crítica hacia nuestra persona.

Tanto el cuello, como los hombros y la espalda son quienes recogen y sostienen la mayoría de las emociones fuertes, por lo tanto, se vuelve rígidas y con mucha tensión, principalmente cuando estamos estresados, preocupados o con problemas sin resolver; aunado a esto, también existen temas comunes sobre la mala postura, como por ejemplo, pasar mucho tiempo viendo el celular con la cabeza hacia abajo, malas posiciones al dormir o almohadas que no benefician, e inclusive el gran tiempo que se pueda pasar sentado sin ninguna rutina de actividad física.

Además de todo esto, también es posible que existan fracturas o lesiones.

¿Cómo puedes saber si el dolor de cuello se debe a alguna fractura o lesión?

Sin duda que si algún dolor es muy fuerte y difícil de controlar, siempre vamos a recomendar acudir a un especialista, pero si es un dolor leve, aquí vamos a dejarte un par de recomendaciones para que puedas hacer en casa y reconocer un poco las causas del dolor de cuello.

Recomendaciones

  1. Haz ejercicios de respiración profunda: Cuando estamos estresados, con problemas o emociones intensas, la respiración pausada y profunda ayuda a bajar el diafragma y quitar tanta presión a las vértebras superiores.
  2. Mantén una buena postura: Procura no doblarte hacia adelante cuando estás sentado y tampoco al estar parado; los hombros deben estar en línea recta con las caderas y las orejas directamente sobre los hombros.
  3. Ajusta tu escritorio, silla y ordenador: El ordenador debe estar a la altura de los ojos, las rodillas levemente más bajas que las caderas y es muy importante usar los apoyabrazos de la silla.
  4. Evita llevar cosas pesada sobre los hombros: El peso puede tensionar el cuello.
  5. No fumar: El cigarrillo no es bueno ni para las tensiones de los músculo y a nivel general tampoco.
  6. Duerme en una buena posición: La cabeza y el cuello deben estar alineados con el cuerpo. Usa una almohada pequeña debajo del cuello.
  7. Toma descansos: Sobre todo si pasas muchas horas frente al PC, levántate, camina y estira. Puedes practicar estos ejercicios que te dejamos aquí.

Rutina de Estiramientos de cuello que te ayudará a mejorar tu dolor:

Sin embargo, lo mejor es que mantengas una rutina diaria, de mínimo 30 minutos, ya sea entrenar en gimnasio o entrenar en casa con un entrenador online, lo importante es que puedas darle movimiento a todo tu cuerpo y ayudarlo a drenar el estrés o cualquier otra emoción que te genere tensión.

Por supuesto, sin descuidar las emociones, recordando siempre que la enfermedad y/o dolores vienen a decirnos que hay algo a lo que debemos prestarle atención.

Así que, escucha a tu cuerpo, es tu motor, atiéndelo y trabaja en su sanación.