Saltar al contenido

5 CLAVES PARA NO CAER EN LA TRAMPA DE LOS PROCESADOS

alimentos procesados

Los alimentos procesados ​​son aquellos que han sido modificados o tratados de alguna manera para prolongar su vida útil o mejorar su sabor o textura. Algunos ejemplos comunes de alimentos procesados ​​incluyen: Alimentos precocidos, envasados, congelados, azucarados… etc.

De hecho, me gustaría que a partir de ahora dejáramos de llamarlos “Alimentos” y empezáramos a llamarlos “Comestibles”. Ya que alimentan bastante poco.

¿Cómo afectan a la salud estos procesados?

Algunos de los efectos más comunes incluyen:

  1. Aumento de calorías vacías: Muchos alimentos procesados ​​contienen altos niveles de azúcar, sodio y grasas no saludables, lo que puede conducir a un aumento de calorías vacías y a un aumento de peso.
  2. Riesgo de enfermedades del corazón: El alto contenido de sodio y grasas no saludables en los alimentos procesados ​​puede aumentar el riesgo de enfermedades del corazón, como la hipertensión y las enfermedades cardíacas.
  3. Riesgo de diabetes: El alto contenido de azúcar en los alimentos procesados ​​puede aumentar el riesgo de diabetes tipo 2.
  4. Problemas gastrointestinales: Algunos alimentos procesados ​​pueden contener conservadores y otros ingredientes que pueden causar problemas gastrointestinales, como diarrea, dolor abdominal y flatulencia.
  5. Problemas nutricionales: Muchos alimentos procesados ​​carecen de nutrientes esenciales, lo que puede conducir a problemas nutricionales a largo plazo.
  6. Adicción: El alto contenido de azúcar y sodio puede crear adicción a los alimentos procesados, dificultando el control del consumo y aumentando el riesgo de obesidad.

5 Claves para evitar el consumo de los procesados

Algunas formas de evitar caer en las trampas de los procesados incluyen:

  1. Leer las etiquetas de los alimentos: Presta atención a los ingredientes y los niveles de sodio, azúcar y grasas.
  2. Cocinar en casa: Cocinar en casa te permite controlar los ingredientes y la cantidad de sodio, azúcar y grasas que utilizas.
  3. Limitar el consumo de comida rápida: La comida rápida suele contener altos niveles de sodio, azúcar y grasas.
  4. Optar por opciones más saludables: Busca alimentos frescos y naturales en lugar de alimentos procesados.
  5. Aumentar la ingesta de frutas y verduras: Incorpora más frutas y verduras en tu dieta, esto no solo te ayudara a reducir el consumo de alimentos procesados sino que también te ayudara a aumentar tu ingesta de nutrientes esenciales.

Deseo que este Post te haya ayudado.

Si necesitas que te ayudemos más, puedes consultar nuestro Servicio de Nutricionista en Vigo y Online

Si quieres sabes más sobre cómo Entrenar tu Salud 360º…

Puedes hacer 3 cosas:

  • Únete a mi Newsletter semanal en la que te comparto contenido de valor sin Spam
  • Sigue mi canal de Instagram donde comparto contenido a diario
  • Suscríbete a mi canal de Youtube
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad