La alimentación como pilar de la salud

Llevo más de 12 años entrenando y he escuchado muchas veces lo siguiente: “voy a entrenar mucho para poder comer luego lo que quiera”, por suerte, cada vez lo escucho menos y es que es algo que no tiene sentido. Entrenar muchas horas para luego hacer desastres con la comida es perder el tiempo, energía y dinero. No se trata de hacer dietas estrictas ni mucho menos, se trata de que cuides lo que consumes, que seas responsable y lleves un equilibrio, entendiendo que la alimentación es un pilar clave de tu salud.

Mantener una alimentación saludable más allá de llevarte a estar en forma, evita muchas enfermedades y patologías como: hipertensión, colesterol, grasa visceral que está asociada a muchísimas patologías, problemas respiratorios, empeora la calidad del sueño, aumentan los niveles de estrés, entre muchos otros. Realmente la parte estética es el menor de los problemas.

Repito, esto no se trata de hacer dietas, porque, de hecho, no estoy a favor de ellas, estoy a favor de una correcta educación nutricional, por eso hoy quiero compartir contigo 6 consejos para que mejores la alimentación como pilar de la salud.

3 Consejos sobre la alimentación saludable:

  1. Hara Hachi Bu: Este término viene de una de las sociedades que está valorada como la más saludable a nivel mundial que es la Okinawa y de allí proviene este término que significa “come hasta quedar al 80% de tu capacidad, no al 100%”. En una frase:  Hasta el 80% tu cuerpo se nutre, el otro 20% es enfermedad. Para que puedas “medir” ese porcentaje, si al terminar de comer tu cuerpo te pide siesta es porque se ha excedido del 80%; por el contrario, si tu cuerpo después de comer está en condiciones de dar una caminata suave, significa que está en el 80%.
  2. Sed / Hambre: El cerebro confunde la sed con el hambre, especialmente en determinadas horas; como a media mañana, mitad de tarde, que brotan ganas de “picar” algo. En ese momento, el cerebro puede estar confundiendo el estimulo sed con hambre. Cuando te de esa sensación, toma un vaso de agua y deja reposar media hora. Si al pasar ese tiempo ya no tienes hambre, sin duda, tu cuerpo tenía déficit de agua, pero si al pasar el tiempo aún tienes hambre, puedes comer.
  3. Lo que dejas de comer: Siempre será mejor evaluar aquellos alimentos que puedes dejar, que aquellos que debemos consumir; es decir, en lugar de preguntarte “¿Qué debes consumir para bajar de peso?”, pregúntate “¿Qué debes dejar de consumir para poder bajar de peso?”. Piensa primero en vaciar hábitos para poder construir nuevos, y no buscar meter nuevos sin eliminar aquellos que bloquean.

¡Aplicar estos 3 consejos EXTRA!

  1. Tu alimentación empieza en la compra: Es importante rodearse de alimentos saludables, es decir, estructurar la compra y llevar a casa productos que al sentir ansiedad puedas consumir sin peligro y sin ningún tipo de remordimientos o consecuencias negativas.  
  2. Come más vegetales: La mayoría de las personas tienen déficit de magnesio. Y los vegetales tienen excelente cantidad, a veces suplementarse es una buena opción. Una alimentación vegetariana en un 80% es la ideal en términos generales.
  3. Ayuno: Es importante hacer ayuno intermitente en la medida de las posible, aunque todavía no hay demasiada literatura científica al respecto, se está comprobado que el ayuno es excelente para la limpieza del cuerpo, la desintoxicación y descanso del cuerpo. Tu cuerpo necesita entre 12 y 15 horas de ayuno para hacer una detoxificación completa, te recomiendo que parte del ayuno sea mientras duermes, por ejemplo, cena a las 21h y desayuna a las 9h.

Si te gustó este artículo y aún no has visto los otros 3 pilares de la salud, puedes leerlos aquí.