La mentalidad como pilar de la salud

La mentalidad como pilar de la salud

Este es último pilar de la salud, y es el más importante. “El 80% del éxito es mentalidad”. Si no trabajas en tu mentalidad los demás pilares se quedan cojos poco. Es importantes entender cómo funciona el cerebro para que entenderlo y sacarle el máximo partido, por eso, en este artículo quiero mostrarte porque la mentalidad como pilar de la salud es el más importante.

Dentro de la mentalidad como pilar de la salud, ¿cómo funciona el cerebro?

El ser humano tiene un cerebro triuno, aun que nuestro cerebro funciona como una unidad se puede dividir en tres capas.

El primero de ellos es el más antiguo y es el cerebro reptiliano, que funciona como los reptiles (comer, reproducirse y evitar la muerte), y además se vincula con el estrés, con la ansiedad, con el miedo y la angustia porque es lo que ha mantenido la supervivencia a lo largo de los años. Este cerebro es muy básico, no tiene idea de emociones, ni sentimientos, ni planificación, simplemente se atiene a lo mencionado anteriormente.

El cerebro límbico es la parte propia de los mamíferos, se encuentra en el hipocampo y se encarga de regular nuestras emociones.

El Neocórtex, es el que nos diferencia de los animales. que es donde se encuentra la intuición, donde se puede planificar a largo plazo y donde está realmente el control. Mientras el ser humano aprenda a permanecer aquí, mayor rendimiento, mayor felicidad, mayor planificación, intuición, entre otros.

¿Qué hacer para salir del cerebro reptiliano?

El cerebro está programado para perpetuar las experiencias negativas, en lugar de las positivas; por lo tanto, si no entrenas tu cerebro para poner foco en las cosas positivas, el cerebro te va a llevar de forma constante a esas negativas. Por eso te invito a que practiques estos ejercicios para mantener enfocada tu atención en las cosas que te llevarán a alcanzar tus objetivos:

  • Agradece todos los días: Puedes tener un blog o diario de notas, en el que todos los días das las gracias. Cada día anota 3 cosas por las cuales te sientas agradecido ese día en concreto. Es una manera de enfocar las atención en lo positivo y decirle al cerebro “quiero más de esto”.
  • Silencio durante 10 minutos: Puede ser con meditaciones o mindfulness, pero es importante sentarse aunque sea diez minutos al día y respirar, simplemente respirar. Si quieres puedes hacer meditaciones guiadas de youtube o solamente colocar alguna música relajante, cerrar los ojos y respirar. ¿Llegó algún pensamiento? Se acepta, se observa de forma consciente y se deja ir y de nuevo enfoque en la respiración.

Hay diversos estudios científicos que demuestran que practicar la meditación o el mindfulness reduce los niveles de estrés, de ansiedad, de angustia; además de incrementar la productividad, el rendimiento y la felicidad en los seres humanos.

Recuerda revisar los otros tres pilares de la salud aquí.

La meditación es la mejor manera de regresar a casa, de recordar quiénes somos, de conectar con esa parte del ser que se pierde entre la rutina. Y al volver a casa, siempre se está bien, tranquilo y a salvo.